5 trucos para tener éxito

Nuestra vida es una constante búsqueda de la felicidad. En muchas ocasiones, pensamos que el único camino para llegar a ella es el de llevar una vida llena de éxitos y reconocimientos y esto supone un verdadero error. Es importante cambiar el sentido de esta idea y darle la vuelta: primero hay que ser feliz, los éxitos son consecuencia de mi felicidad. Un profesor de la Universidad de Harvard ofrece 5 divertidos trucos para tener éxito.

Una persona que centra su atención únicamente en cómo triunfar, buscar reconocimiento o competir vivirá siempre estresada y la vida se le hará un camino cuesta arriba.

El ser una persona optimista, positiva y alegre, cuyo objetivo es hacer feliz a los demás hace que esté mucho más encaminada a conseguir éxito y buenos resultados. Así lo han demostrado varios especialistas. Es el caso de Shawn Accor, experto de la Universidad de Harvard que ha consagrado su investigación al estudio de la felicidad y a demostrar la relación que existe entre ser feliz y tener éxito en la vida. Según este experto, la clave del éxito consiste en practicar pequeños hábitos en el día a día que nos encaminen a alcanzar unos mayores niveles de felicidad, como hacer una lista agradeciendo todas las cosas buenas que nos suceden, meditar y reflexionar o hacer ejercicio con regularidad.

De esta forma, Shawn Accor propone cinco trucos sencillos y divertidos para conseguir éxito:

1. El éxito no da la felicidad. La felicidad trae el éxito

Tendemos a perseguir el éxito pensando que si lo conseguimos seremos felices. Por ello, es frecuente que pensemos: “Seré feliz cuando me gradúe o cuando me suban el sueldo”. Accor ha demostrado en sus estudios que esto no es así. Una vez que se ha alcanzado una meta se permanece feliz por un breve periodo de tiempo, pero inmediatamente después se fija el objetivo en conseguir otra cosa. Shawn evidenció que si una persona se esfuerza en aumentar su nivel de felicidad y optimismo sus tasas de éxitos se elevan drásticamente si se compara con el éxito conseguido por una persona negativa, estresada o preocupada.

2. Afrontar los problemas como desafíos y no como amenazas

Shawn insiste en que esta es una actitud que se puede aprender y así lo demostró en un experimentó que él mismo realizó. Hizo un estudio a un grupo de banqueros justo después de una enorme crisis bancaria. Muchos de ellos estaban estresados, pero unos pocos se mantenían firmes y felices. La diferencia entre un grupo y otro es que unos veían los problemas como amenazas y los otros como retos a superar. Shawn puso un video que reflejaba la importancia de enfrentarse al estrés como un desafío y a las pocas semanas comprobó que estos banqueros tristes y desmotivados habían mejorado en un 23% sus niveles de felicidad y compromiso de trabajo.

3. Tener el doble de trabajo significa que necesitas el doble de amigos

Ante situaciones de estrés es importante apoyarse en aquellos que nos rodean. Para alcanzar el éxito es imprescindible ofrecer apoyo y ayuda a los demás. Vivir con una actitud competitiva no favorece el estrés y tensión. Está demostrado que las personas que ayudan a los demás consiguen algunos de los mayores éxitos y beneficios. Las personas que sobreviven mejor al estrés son los que aumentan sus inversiones sociales en medio de la tensión.

4. Envía un e-mail de agradecimiento cada mañana

Es un error pensar que la felicidad va a venir únicamente de los grandes logros. Las investigaciones demuestran que la felicidad se encuentra en los pequeños detalles. Shawn propone la práctica de sencillos hábitos y que apenas requieren tiempo, como es el escribir un e-mail o un mensaje de texto dando las gracias. Solo te quitará dos minutos de tu tiempo y es un hábito muy sencillo que te ayudará a sentirte mejor y más feliz. Shawn señala que: “la cosa más simple que puede hacerse es un elogio por correo electrónico de dos minutos dando las gracias a una persona que conoces”. Este experimentó fue provado en varias empresas de EEUU. Los trabajadores tenían que escribir durante 21 días seguidos a una persona diferente. El resultado fue que aumentó drásticamente la conexión social, que es el mayor predictor de la felicidad.

5. La regla de los “20 segundos”

Se trata de practicar una acción, que apenas requiere 20 segundos de duración, para abandonar un hábito negativo o para comenzar a practicar un positivo. Por ejemplo, si veo demasiada televisión, con el mero hecho de sacar las pilas del mando a distancia, acción que no crea un retraso de más de 20 segundos, se disminuye drásticamente la cantidad de televisión consumida. El propio Shawn practicaba mucho más deporte si dormía con la ropa del gimnasio puesta y colocaba las zapatillas junto a la cama. Si se reduce la cantidad de energía de activación necesaria, las cosas difíciles se vuelven fáciles. El adquirir un hábito es solo cuestión de empezar.

María Redondo

hacerfamilia.com

9 consejos para dirigir a otras personas con empatía

director

1) Empiece con elogio y aprecio sincero.

2) Llame la atención sobre los errores de los demás indirectamente

3) Hable de sus propios errores antes de criticar los de los demás.

4) Haga preguntas en vez de dar órdenes.

5) Permita que la otra persona salve su propio prestigio.

6) Elogie el más pequeño progreso y, además, cada progreso. Sea “caluroso en su aprobación y generoso en sus elogios”.

7) Atribuya a la otra persona una buena reputación.

8) Aliente a la otra persona. Haga que los errores parezcan fáciles de corregir.

9) Procure que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que usted sugiere.

Dale Carnegie

Consejos para triunfar en una entrevista de trabajo

https://www.euroresidentes.com/empresa/exito-empresarial/wp-content/uploads/sites/15/2016/07/consejos-entrevista-de-trabajo.jpg

Debemos ser conscientes de que, tal y como decía Oscar Wilde “no hay una segunda oportunidad para una primera impresión”. Esto significa que solamente cuentas con un único chance para lograr tu puesto soñado. Por lo tanto, tienes que tener en cuenta que la entrevista comienza desde el momento en el que entras a la empresa y acaba al despedirte del recepcionista. Por ello es imprescindible cuidar hasta el más mínimo detalle. Esto tiene tal importancia como que la mayoría de los entrevistadores reaccionan ante el candidato de manera positiva o negativa en 90 segundos, es decir, en menos de 2 minutos esa persona sabe si te ofrecerá o no el puesto al que aspiras. Dicho lo cual, para alcanzar el éxito y triunfar, te presentamos unos consejos fundamentales para superar una entrevista.

1) No mentir jamás


Este es el primer consejo y el más básico de todos. La persona que tendrás delante tiene un millar de entrevistas a sus espaldas, por lo que no conviene mentir en absoluto ya que antes se le pilla al mentiroso que al cojo. No te estoy pidiendo que no maquilles tus hazañas laborales, pero lo de mentir en el nivel de inglés y en cosas por el estilo está ya muy visto y es ineficaz.

2) Demuestra tu interés


Es un paso crucial antes de acudir a la entrevista. Infórmate sobre la empresa en cuestión e investiga a fondo sobre ésta. Indaga tanto en la información positiva como en los trapos sucios de la empresa. Según el portal Business Insider, el 47% de los entrevistadores eliminan candidatos por tener nulos o escasos conocimientos sobre la empresa a la que postulan.

3) Hazles saber tus ganas de aprender


Prepara preguntas complejas y creativas que puedan poner en jaque al entrevistador o incluso a la gestión de la propia empresa. De este modo, mostrarás una actitud emprendedora, atrevida y ansiosa por de aprender. Siguiendo los consejos de Javier Miner Aranzabal, doctor en CCEE y Empresariales de la Universidad de Deusto, “se trata de sorprender al que tienes delante, y qué mejor manera de sorprender que provocando”.

4) Crea tu propia historia


Todos tenemos algo que contar y tú seguro que también. Ese relato combinado con un poco de música de fondo, un buen guión y una preparación previa puede convertirse en el mejor tráiler de tu vida. El objetivo de un trailer es vender la película, pues adopta ese concepto y véndete a ti mismo. Por supuesto, tal y como te comentaba anteriormente, está prohibido mentir.

5) Se un “cultural fit”


Tener interiorizado en la persona esta capacidad o ventaja camaleónica supone casi tanto o más que la propia formación o el currículo. Este concepto anglosajón viene a ser la capacidad de adaptación de uno mismo respecto a un nuevo lugar o ambiente. Las empresas cada vez valoran más esta nueva aptitud ya que ayuda a crear un mejor clima laboral, lo que se traduce en mayor productividad y un aumento de producción para la empresa. Dicho lo cual, demuestra que tienes excelentes habilidades personales y comunicativas. Para ello debes transmitir una actitud abierta y extrovertida durante la entrevista.

6) La vestimenta y el aspecto físico son un “must”


Centrándonos primero en la vestimenta, te recomiendo no sobresalir de lo estándar. Utiliza colores de tonos neutros y trata de no pecar eligiendo conjuntos demasiado ostentosos ni provocativos. El 70% de los entrevistadores descartan a candidatos por parecer demasiado trendy o fashion. Los expertos en asesoría de imagen recomiendan vestir de azul, debido a que es un color tranquilizador y una apuesta segura para las entrevistas.

En segundo lugar está el aspecto físico. Te aconsejamos llevar un peinado sencillo y arreglado. En los hombres cuanto más corto mejor y las mujeres, aunque podéis jugar más con esta característica, siempre está el comodín del moño o coleta para dar un aspecto formal y sencillo. En referencia al maquillaje, controla tanto la cantidad como los colores. No hace falta ir pintada como una puerta, lo sencillo es a menudo más elegante que lo presuntuoso.

7) Cuida al máximo tu lenguaje corporal


Como te comentaba en un principio, todo comienza desde que llegas a la empresa, así que todo lo que hagas y digas trasciende en el resultado final, pues aunque pueda parecer exagerado, toda acción que realices es valorada y calificada al milímetro. Empezando desde el apretón de manos, no intentes aparentar superioridad apretando con fuerza desmesurada, ya que en ocasiones esto se puede interpretar como un signo de inseguridad, pero tampoco seas un pusilánime y des la mano “blanda”.

Mantén contacto visual en todo momento con el interviewer. Se expresivo y sonríe, sonríe siempre y a menudo.  De este modo la persona que tienes delante puede que empatice contigo. Durante la entrevista aplica la técnica del “triple cabeceo” (triple nod) para asentir y demostrar que estás escuchando constantemente. Al mismo tiempo, muéstrate interesado pero sin llegar al punto de inquieto, ya que puede transmitir nerviosismo e  inseguridad.

La manera y postura en la que te sientes también transmite mucho en el ámbito del lenguaje corporal. Siéntate de manera correcta y educada, los hombres podéis optar por pasar la pierna por encima aunque lo importante es mantenerse erguido y con la espalda recta. En el caso de las mujeres el cruce de piernas es la mejor opción. No cruces los brazos bajo ninguna circunstancia ya que este gesto significa una posición opuesta y negativa. Tampoco des golpes con el pie en la mesa o en el suelo ni juegues con un bolígrafo o con algún objeto que se encuentre en la mesa, pues estos comportamiento comunican inestabilidad y desequilibrio.

8) Como explicar un fracaso


Desgraciadamente un fracaso en la cultura hispana, al contrario que en la anglosajona, aún se percibe e interpreta como algo negativo, un background del que debemos avergonzarnos, pero ese no es tu caso. Trata dicho fracaso como si de un aprendizaje se tratara. Explicale al entrevistador que ha sido una fuente de experiencia acumulada para aplicarla en futuros retos profesionales. Debes transmitir que eres capaz de aprender de tus errores y autosuperarte. Una cosa que nunca debes hacer es culpar a tus superiores o compañeros de dicho fracaso, puesto que eso refleja una nula lealtad hacia tu empresa anterior y un mala camaradería con tus compañeros de trabajo.

9) Tu mayor éxito


Si bien te han preguntado por un fracaso en tu historial laboral, cuenta también un éxito que hayas logrado. No tiene porque ser profesional, es más, si lo enfocas por el lado personal puede que toques la fibra sensible del entrevistador y este se relaje.

10) Pequeños detalles de vital importancia


Estos últimos pequeños tips harán que cuides esos elementos tan importantes que pueden ser los que marquen la diferencia a la hora de que te contraten. Comenzando con la puntualidad, es recomendable llegar 5-10 minutos antes de la cita. Si llegas antes de ese margen temporal, puede dar la impresión de que no tienes nada que hacer o incluso puedes llegar a transmitir una imagen de impaciente, lo que no resulta ser una característica muy positiva. Sobra decir que no se puede llegar tarde a la entrevista, pues en ese caso quedas descartado automáticamente.

Apaga el móvil. No solo no puede sonar o vibrar el móvil, sino que no puedes recibir whatsapps, mensajes, llamadas ni siquiera emails. Y no se te ocurra mirarlo ni una sola vez, recuerda que debes mantener el contacto visual en todo momento y estar enfocado en la entrevista.

Por último quedaría el cierre de la entrevista. En esta parte de la entrevista toca normalmente realizar una o varias preguntas relacionadas con el puesto al que postulas. Te recomiendo preguntar sobre los objetivos a lograr en el puesto, sistema de evaluación relacionado o que opciones de promoción existirían en un futuro. De esta manera, además de hacer preguntas interesantes, muestras cierta seguridad ya que estás visualizando un futuro en la empresa. Para finalizar, agradece la oportunidad que te han brindado y despídete cordialmente del entrevistado, y por supuesto de la recepción, ya que estos son los ojos y oídos de la empresa y puede que tengan un cierto grado de influencia en tu proceso de selección.

Xabier López Sastre

https://www.euroresidentes.com/empresa/exito-empresarial/consejos-entrevista-trabajo